El jengibre es una planta que ofrece múltiples beneficios para nuestra salud. Incluso hay un viejo proverbio chino que dice «Todo lo bueno se encuentra en el jengibre» y vaya que no están equivocados. Es efectivo para bajar de peso, mejorar el proceso digestivo, alivia la acidez y es bueno para eliminar la indigestión, náuseas o cólicos.

 Otra de sus cualidades es que ayuda a mejorar los problemas del sistema respiratorio, como el asma, resfriados comunes, bronquitis e incluso la amigdalitis. Y, por si fuera poco, también es ideal para reducir (o eliminar) la celulitis.

 El jengibre forma parte de los alimentos considerados como termogénicos, es decir, eleva la temperatura corporal y mejora el metabolismo. De hecho, en una investigación hecha por la Universidad de Maastricht (Países Bajos), comprobaron que esta raíz ayuda a quemar grasas de forma natural, por lo que se convertiría en tu gran aliado para deshacerte de la también conocida como «piel de naranja».