Aunque los productos de belleza son de ayuda para mantener un cutis sano, lo mejor que puedes hacer para cuidar de tu rostro es tener una alimentación balanceada.

 

Si comienzas a tener buenos hábitos de consumo, tanto tu cara, cabello y el resto de tu cuerpo se verán más frescos y radiantes. Te recomendamos tomar suficiente agua durante el día, dormir ocho horas en promedio, tener una dieta equilibrada y, por supuesto, tratar de evitar el consumo de sustancias o productos que dañen al cuerpo.

 

Toma en cuenta que, a partir de los primero 25 años, la piel comienza a perder el 1 % del colágeno (al año). ¿Y qué es colágeno? Se trata de una sustancia que genera tu cuerpo, la cual se encarga de mantener la elasticidad de la piel sin deformarse.

 

Al disminuir el colágeno, los gestos que realicemos comenzarán a dejar ciertas marcas (arrugas), pues la piel va perdiendo la capacidad de regresar a su estado original. Es algo natural que ocurre con el tiempo y de lo que más que pena, debemos sentir orgullo. Pero, si quieres que estas marcas no aparezcan tan pronto, hay ciertas comidas y bebidas que debes evitar, como, por ejemplo:

 

Embutidos y carnes frías

Esto debido al alto contenido de nitrato, el cual aumenta la velocidad de envejecimiento de las células; además de provocar inflamación y dando paso a que tu piel sea más susceptible a las marcas de expresión.

 

Platillos fritos

El consumo de productos cocinados con grasa trans o aceite vegetal hidrogenado, hace provoca inflamación en las células de la piel y daña la estructura del colágeno, provocando que las arrugas se presenten a temprana edad.

 

Azúcares

Si consumes endulzantes en exceso, tu hígado no podrá procesarlo todo y al unirse esas moléculas con, por ejemplo, el colágeno, se modifica la estructura irreversiblemente, derivando en marcas en la piel.

 

Carnes procesadas

Los embutidos y las carnes frías contienen un alto nivel de nitrato, que acelera el envejecimiento de las células y provoca inflamación. Este hecho hace que la piel de tu rostro se vuelva más vulnerable a las arrugas.

 

Alcohol

El consumo constante de alcohol evita que la piel reciba los nutrientes que necesita para mantener la piel firme y sana.